Archivo de la etiqueta: Libro

Malabares de poesía y reflexión (7): De tinta y piel

Cuando leí por vez primera este pequeño cuento de Isabela Méndez, supe que era un polvorín.

¿Es posible apresar lo que sentimos por el ser amado? ¿O esa emoción siempre acaba por estallar y tatuarse en la piel igual que se lleva tatuada y late en el corazón?

Cuando simbolizamos el amor lo hacemos dibujando un corazón, porque es lo que nos hace latir, digo yo. Sin embargo, pienso que el verdadero lugar del amor está en la piel, el manto que nos envuelve y nos contiene. La piel no late, pero grita en silencio.

Os invito a degustar este delicioso cuento de Isabela Méndez incluido en el libro Aperitivos de tinta, cuya edición digital estará disponible en breve para poder ser descargada, y a reflexionar sobre lo que significa vivir, pensar y amar con el filósofo Amador Martos.

¡Que os salpique la tinta!

 

EL CUENTO, por Isabela Méndez

“LETRA MORENA”

letra morena_isabelamendez_blog


Título del cuento y de la ilustración: Letra Morena
Tinta sobre papel
Pincelada: Isabela Méndez

 

LA REFLEXIÓN, por Amador Martos

“VIVIR, PENSAR, AMAR”

Hay tres mundos de los cuales participamos cada uno de nosotros: el mundo de los sentidos, el mundo intelectual y el mundo de las emociones. Como bien dijo el filósofo francés Descartes: “La razón o el juicio es la única cosa que nos hace hombres y nos distingue de los animales”; un mundo intelectual que nos permite también expresar nuestros afectos. Somos la única especie sobre el planeta con capacidad para crear productos culturales. Somos los únicos en poder expresar nuestros sentimientos con palabras, habladas y escritas. Pero somos los únicos también con capacidad para reprimir sentimientos desde una postura racional. En suma, somos seres con libre albedrío para vivir, pensar y amar.

En el mundo de los sentidos, se puede vivir con más o menos dinero, con más o menos comodidades, pero no se puede vivir sin amor. Como maravillosamente lo expresara el editor americano del The Saturday Evening Post, Lorimer: “Es bonito tener dinero y cosas que puede comprar el dinero, pero también es bonito tener las cosas que el dinero no puede comprar”.

Así mismo, en el mundo intelectual, se puede vivir con más o menos razón, pero desde el más ignorante al más sabio, ambos necesitan vivir con afectos y sentimientos. El mundo de los sentidos y el mundo intelectual adquieren su máxima significación cuando entregamos todo nuestro ser, en acto y en pensamiento, a las personas amadas. El filósofo estadounidense Emerson lo expresó certeramente: “Los hombres grandes son aquellos que sienten que lo espiritual es más poderoso que cualquier fuerza material y que son las ideas las que rigen el mundo”.

Se puede vivir y pensar sin amar, pero sería una vida sin razón alguna por la cual vivir. Sí, somos libres para vivir, pensar y amar. Pero no olvidemos vivir por alguien, pensar en ese alguien y, más importante, declararle nuestro amor.

 

NOTA de AGRADECIMIENTO:

Un saludo muy especial para el ilustrador Juan Luis López Anaya (Juanlu), que se enamoró del dibujo de Isabela Méndez que acompaña este cuento y quiso versionarlo para rendirle un homenaje.  Os invito a que visitéis su blog: Ilustraciones para un loco.

Esta fue su versión, ¡su reina!

Letra Morena_en la versión de Juan Luis López Anaya


Dibujo de Juan Luis López Anaya (Juanlu)
Versión del dibujo “Letra Morena” de Isabela Méndez

 

 

Anuncios

El Alzheimer, esa cosa que no se quita

Hay palabras sobreutilizadas, infravaloradas y devaluadas por el uso, y a las que acabamos por no prestar atención. Hasta que un día caen sobre nosotros como una losa. Es entonces cuando las percibimos en toda su magnitud y descubrimos su verdadero significado, también las historias que se agazapan entre sus letras.

ALZHEIMER es una de esas palabras. Una palabra con un sonido tosco y áspero, que incluso cruje al pronunciarla. ¿Cómo explicarle esa palabra a un niño? ¿Qué decirle cuando de repente su abuela ya no es la misma de siempre?

Justamente ese trabajo es el que aborda la ilustradora Rosa Alonso en su álbum ilustrado LA IAIA TIENE UNA COSA QUE NO SE QUITA.

p03Iaia

Boceto de una de las ilustraciones del álbum de Rosa Alonso, La iaia tiene una cosa que no se quita

La idea surgió según me explicó la propia Rosa Alonso en un taller con niños de 7 años de primaria, en enero de 2012. De esa interacción de los niños con la ilustradora fue tomando forma este álbum, en el que una niñita nos habla de los cambios que el Alzheimer provoca en su abuela: como echa en falta las historias que le explicaba antes, y como a pesar de ello hay algo que no ha cambiado entre ellas: basta una mirada cómplice para que abuela y nieta se entiendan.

Me dice Rosa Alonso que la difusión es indispensable, y que ella sueña con ver el álbum editado en formato papel y en darlo a conocer ya que hay algo que resulta imprescindible: la sensibilización.

Pues bien Rosa, desde este trapecio tu álbum ya se mece para volar lejos! A ver si en 2013 lo vemos editado en papel!

NOTA: el álbum está disponible en dos idiomas, en castellano y en catalán.


Prosa diminuta, cuentos breves y pinceladas de Isabela Méndez

aperitivos de tinta_portada

Open book

Un 9 de mayo de 2012 este blog cogió impulso y alzó el vuelo por vez primera. Hoy, casi 7 meses después, desde este trapecio de tinta se publica y lanza la primera recopilación de textos y dibujos de Isabela Méndez.

Como sucede con los números de circo más arriesgados, hay mucho en juego: talento, horas de trabajo, ilusiones y sobre todo ganas de compartir con el público y de sentirlo cerca.

Hoy cumplo uno de los objetivos que me planteé al comenzar a escribir este blog: publicar a Isabela Méndez.

Gracias a todos los seguidores de este pequeño espacio en movimiento, en el que el arte y el pensamiento se dan la mano para dibujar piruetas y giros inesperados.

A todos vosotros va dedicado este primer número de los “APERITIVOS DE TINTA” de Isabela Méndez.


La creatividad como terapia

Conocí a Maite Kirch en un tren que bordea la costa del Maresme. Ella leía en un e-reader al tiempo que tomaba notas en un papel minuciosamente. El tren llevaba detenido algo más de media hora cuando empezamos a conversar. No sé muy bien cómo surgió pero el caso es que nos pusimos a hablar sin más acerca de la lectura y de la música, ambas coincidimos en que eran la mejor compañía para un trayecto en tren, y mucho más si, como era el caso, este se detenía sin causa aparente y no reanudaba el viaje. “Por eso yo siempre llevo uno” —me dijo Maite refiriéndose a los libros.

El tren siguió detenido por un largo espacio de tiempo y yo, que tenía una reunión importante ese día a la que ya sabía que iba a llegar tarde, me fui serenando al conversar con ella. Fue entonces cuando me enteré de que estaba hablando con alguien que estaba a punto de ver publicado su primer libro: LA CREATIVIDAD COMO TERAPIA.

El tren llegó a su destino y ya en Barcelona me despedí diciéndole que iría a su presentación. El pasado miércoles 10 de octubre, casi tres meses después de aquel encuentro, cumplí mi palabra y acudí a la cita.

De Maite solo tenía el recuerdo de alguien que consiguió apaciguar mi ánimo y mis nervios aquella mañana en el tren, cuando veía que ya no llegaba a tiempo a la reunión de trabajo que tenía. Para mi hablar con ella fue como un bálsamo, me devolvió el placer de las conversaciones en el tren, algo que a veces echo de menos. E intuí que había en ella algo inusual: dialogaba y escuchaba con sumo interés, te acompañaba.

Pero como sucede en la vida, las mejores sorpresas están siempre por venir. En la presentación de su libro la descubrí a ella, la auténtica Maite: la fundadora del Taller de Expresión y Creatividad de la Comunidad Terapeútica de Malgrat de Mar (Barcelona), la primera institución que se aprobó en España como alternativa al manicomio, y donde lleva desarrollando su trabajo durante más de 30 años.

¡Cómo no iba a serenarme hablar con Maite aquel día en el tren! —pensé, al conocer esos datos.

Maite ha hilado un libro poco frecuente y muy necesario, un libro sobre el posicionamiento creativo, dando cabida en él a textos y dibujos de sus pacientes (el libro está repleto de ellos), pero sobre todo dando lugar a una apertura del lector hacia esos autores. Como dice Maite en el prólogo: «Acercarse posibilita comenzar a conocerse. Y conocer al otro es el primer paso para poder “pensar de forma diferente”».

Maite leyó el fragmento que voy a reproducir a continuación el pasado miércoles, durante su presentación, un texto escrito por uno de sus pacientes durante su ingreso. Espero que estas palabras llenas de belleza y de luz aviven el interés por conocer algo más de estas personas, del Taller de Expresión y Creatividad de la Comunidad Terapeútica de Malgrat de Mar (Barcelona) y de su fundadora: MAITE KIRCH UGARTE.

Escribir es un acto mágico, una revelación del alma, un método ideal para expresar lo que es la vida, descubrir el mundo, el sufrimiento, lo humano…

Leer es también una forma de magia. Cuando recorremos las palabras, y estas nos brindan la inmersión en distintos universos.

Escribir y leer para comprender la vida, para soñar despiertos, para comprender la realidad. Dice un proverbio árabe que un libro es un jardín que se lleva en el bolsillo. Y yo diría que la escritura y la lectura son una especie de aire que se respira, y al respirarlo te enamora.

La magia consiste en que cuando puedes leer, cuando puedes escribir, estás viviendo, y estás viviendo intensamente, y es de esto de lo que se trata: de vivir.

Vivir y poder nombrar la vida por su nombre, como si fuera una vieja amiga. Y finalmente ofrecer esta experiencia, para que las palabras sean un método eficaz y auténtico para compartir.

Marc R. editor”

(Del libro La creatividad como terapia de Maite Kirch Ugarte, Ediciones Invisibles, Barcelona, 2012).

Gracias Maite, por la conversación aquella mañana en el tren. Ojalá tengamos otra oportunidad para repetir charla! Fue un placer.


THERE’S NOTHING QUITE LIKE A REAL BOOK

Un vídeo que celebra la alegría táctil de pasar las hojas y la existencia de las librerías independientes.

Un fantástico trabajo de stop-motion de Sean Ohlenkamp sobre los “libros reales”, los de papel, los que no se quedan sin batería. Un stop motion simplemente genial, hecho fotograma a fotograma, igual que se lee un libro físico: página  a página.

Por cierto, la música es sensacional!


Festival Tiflollibre 2012. Tercera parte

LA BRÚJULA DE LA PALABRA

Dedicado a los socios de la Asociación Discapacidad Visual Cataluña B1+B2+B3 que el 27 de junio de 2012 se convirtieron en lectores de excepción: a Jaume Respall, Paquita García, Pere Valera e Isabela Méndez.

Mi tercer y último post dedicado al Festival Tiflollibre 2012 es ante todo una reflexión acerca de la lectura en voz alta.

Pocas veces asistimos a escuchar lecturas en voz alta y mucho menos lecturas de personas con discapacidad visual. Por ello, ya solamente por ese hecho, este Festival era motivo de fiesta y de celebración. “La joya de la palabra” era el título del festival este año, y en verdad el acto hizo honor a su nombre.

Jaume Respall fue el primer socio de la ADVC en subir al escenario. Seguro y firme se pertrechó tras el atril, y desde allí y de memoria prestó su voz al Andreu de “L’hostal de la Glòria” de Josep M. de Sagarra. De repente estábamos todos inmersos en la pelea interna de amor y celos de un hombre. Por unos minutos las palabras rotundas, feroces, de animal herido y abatido de un Jaume convertido en Andreu lo inundaron todo. No hacía falta escenografía, telón ni vestuario, únicamente armado con la emoción de las palabras Jaume nos sumergió en el teatro. Una pirueta de alto vuelo fue su intervención.

Jaume Respall, socio de la ADVC en un momento de la lectura de “L’hostal de la Glòria” de Josep M. de Sagarra.
Festival Tiflollibre 2012.
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

La siguiente en hacer volar su voz fue Paquita García, la vicepresidenta de la ADCV y lectora ferviente de poesía. Ella escogió a Miquel Martí i Pol, uno de los más grandes. Su “Dona’m la mà” y “Com un ocell a les mans” fueron recibidos con aplausos y alegría. Nuevamente la palabra del poeta  en la voz de Paquita trascendía la realidad y reflejaba las emociones más humanas.

Paquita García, vicepresidenta de la ADVC
en un momento de la lectura de dos poemas de Miquel Martí i Pol.
Festival Tiflollibre 2012.
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Los versos de otro gran poeta universal también estuvieron presentes, los del poema “Los Justos” de Jorge Luis Borges. Pere Valera les prestó su voz, no sin antes hacer un alegato desde el escenario a favor de la lengua y la lectura.  Y es que en el Festival también hubo lugar para la reivindicación.

Pere Valera, socio de la ADVC en un momento de su lectura en braille del poema “Los justos” de Jorge Luis Borges.
Festival Tiflollibre 2012.
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

La última de las voces de la ADVC en subir al escenario fue la de la actriz, escritora y cantante Isabela Méndez.

Porque trabajo con ella en el desarrollo de proyectos que tienen que ver con el arte y la lectura y porque con ella comparto grandes conversaciones, este post inevitablemente va a tener el cierre de sus palabras.

Miles de veces he hablado con Isabela Méndez acerca de la lectura, de la música y del ritmo del lenguaje, de la melodía interna de las palabras y de algo que para ella es de vital importancia: el silencio. Y es que Isabela es escritora, pero ante todo es actriz, y eso la hace una malabarista de las palabras. Ese día Isabela leyó un texto propio, pero hizo algo mucho más emotivo: compartió con el público asistente su discapacidad visual. A través de “La brújula dispersa” que refleja la realidad y el sentir de una actriz de baja visión al acudir a un cásting, Isabela fue confesando y desnudando sus emociones. Un manto de respeto y silencio cubrió el auditorio. La emotividad de su texto, basado en sus propias experiencias, hizo que la respiración del público y la suya fuesen una sola.

Isabela Méndez, actriz y escritora y además socia de la ADVC. Durante su lectura de “La brújula dispersa“.
Festival Tiflollibre 2012.
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

“Quizás en eso consiste la magia de la lectura en voz alta -pensé mientras la escuchaba- en conseguir que la respiración de quien escucha se acompase a la de quien lee y se funda en una sola. ¿Quizás por eso el poeta y el músico viven en universos paralelos?…”.

“La brújula dispersa” es el título del relato de Isabela, salido de su tintero, que ella regaló ese día, pero quizás no fue consciente de que nos regaló mucho más. Nos brindó la ocasión única de sentir qué son las palabras para alguien de baja visión, de conocer que las palabras son brújulas y que con ellas podemos no sólo nombrar el mundo sino crearlo.

En estos días le pedí a Isabela que me escribiese algo acerca de lo que significa la lectura en voz alta para una persona con baja visión. Y ella, valiente y decidida como siempre, aceptó el reto.

Aquí están parte de esas palabras* de Isabela:

“La palabra tiene la capacidad de mantener el orden del mundo, pero también de romper lo establecido, de vertebrar las letras de nuevas maneras y por tanto nuestro pensamiento.

Dentro de los diversos lenguajes, la palabra hablada y escrita lleva gran parte del peso de la comunicación en la sociedad. ¿Pero qué pasa cuando la persona que necesita recibir la información de la palabra escrita es ciega, o tiene alguna limitación visual significativa?, sucede que se produce un cortocircuito porque nos resulta imposible acceder a esa información. En tales circunstancias la palabra hablada, cobra aún más importancia, tanto en los asuntos cotidianos, como en lo relativo al recreo.

La voz ejerce protagonismo, pues funge de lazarillo, revela, advierte, alegra, seduce, conmueve, apasiona. De eso saben los voluntarios, familiares y amigos que acompañan a personas invidentes o con baja visión.

No podía dejar de mencionar todo lo anterior. Creo que es importante hacer difusión de estos asuntos, para que quienes no están en contacto con esta problemática, tengan la oportunidad de conocer el tema.

Ahora entro de lleno en lo relativo a la lectura en voz alta, que es quizás, mi viaje favorito. Pasan muchas cosas cuando alguien me lee en voz alta, como que encuentro praderas, tinteros aéreos, caricias acústicas, playas, un muelle repleto de barcos y cada barco con su recorrido, una lumbre, rayos buscando partir las cosas, matices, e incluso silencios gloriosos. Sin duda una lectura en voz alta es uno de los mejores regalos que alguien puede hacerme”.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, yo empiezo a dudarlo. ¿No será en todo caso que no nos tomamos el tiempo ni el espacio para hallar esa palabra justa que necesitamos?… Dejo la reflexión en el aire.

Hoy os hago un regalo, un poema de Isabela sobre la ceguera. Que lo disfrutéis y lo reflexionéis!

* Estas palabras de Isabela tendrán continuidad en un proyecto de ensayo acerca de la brújula de lectura en voz alta en el que ambas trabajamos conjuntamente.

ESTOS PLANETAS

Título del poema: Estos planetas
Título del dibujo: Esta galaxia
(Tinta sobre papel)
Dibujo y poema de Isabela Méndez

Me duelen
estos pequeños planetas
que buscan posarse sobre las cosas.
Los ojos, míos, en sus cunas de carne,
mis ojos.

Y cada mirada que lanzan
es una mariposa a la que pesan las alas
y llega a su destino cansada
o a veces se extravía en el camino.

Hoy vino una amiga a casa,
se sentó a menos de dos metros de distancia
y supe que lloraba por su voz quebrada.

Su rostro era para mí
un bosque de especies tan lejanas
que ni mis mariposas en tropel,
pudieron descifrarlas.


Festival Tiflollibre 2012. Segunda parte

DE VERSOS Y REGALOS DE POESÍA INÉDITA QUE LATEN AL SER LEÍDOS EN VOZ ALTA

Dedicado a los lectores de excepción de TIFLOLLIBRE 2012: Carles Duarte, Jordi Cervera, Àlex Susanna, Vicenç Villatoro, Núria Albertí y Jaume Clèries.

A la lectura de Josep Maria Pou, “Hijos de la época” de Wislawa Szymborska, que fue la primera en escucharse ese día, el evento sumó otras voces y versos que además de latir en la tinta del papel y en la voz de sus autores lo hicieron en el pulso de todos los asistentes.

Creo que no fui del todo consciente hasta que empecé a escuchar las lecturas que se fueron sucediendo en las voces de aquellos poetas y escritores, de todo el talento y arte que allí se había reunido para la ocasión. Cuando la pincelada de los versos de Carles Duarte comenzó a pintar el auditorio de melodías, silencios, pausas e imágenes cargadas de sensualidad, supe que aquello iba a ser un recital para los sentidos. Carles Duarte, poeta, lingüista y presidente del CoNCA, abrió el primero de los regalos de poesía inédita de la tarde: nos obsequió con dos intensos poemas breves propios e inéditos: “Frontera” y “El cant”. Las lecturas del Sr. Duarte fueron un lujo!

Carles Duarte (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Intento encontrar la imagen con la que podría resumir aquí la sensación de escuchar la poesía en la voz de sus autores, en directo, en el marco justamente de un festival dedicado a celebrar la palabra en voz alta y además promovido por la Asociación de Discapacidad Visual Cataluña, y no logro dar con la frase o palabras perfectas que lo resuman todo.

Hace tiempo que trabajo sobre la hipótesis de que la melodía de las palabras dichas en alto, los silencios y pausas al leer en voz alta producen en las personas un efecto similar al que provoca la música: nos amansan, nos seducen, nos impulsan a aplaudir, nos envuelven en la melancolía o nos inquietan o enloquecen.

Esa tarde pude constatar una vez más que existe un latir en todas las palabras y que se hace más presente al ser leídas en voz alta. Pero si a esto se añade que las voces serían las de sus propios autores, el pulso iba a ser aun más vivo, pues ese latir iba a compasarse con el del público allí presente.

A lo largo de la tarde todos los congregados descubriríamos melodías, metáforas e imágenes y quizás, en una de ésas, alguna de ellas se colase en nuestros bolsillos.

La poesía inédita siguió inundando el Auditorio del CaixaFòrum. Jordi Cervera quiso compartir un largo y bello poema: “La fe, la pàtria i, qui sap, potser l’amor…”. Jordi apoyó desde el minuto cero este festival. Además de cómo lector de excepción, lo hizo como poeta, escritor y periodista. Él fue mi puente para hacer circular la noticia en Catalunya Ràdio, y en su blog quiso además dedicar  un artículo al Festival. Su colaboración fue un regalo!

Jordi Cervera (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Pero aun quedaban más regalos por abrir. De la voz de Àlex Susanna, poeta y director adjunto del Institut Ramon Llull, el público recibió versos que repartían instantes fugaces de la vida cotidiana, imágenes y recuerdos que se fueron para no volver pero que gracias al arte poético permanecen inalterables y llenos de luz y aroma. Desde aquí quiero agradecer al Sr. Susanna su gesto al venir a leer en voz alta, pues pocas personas conocen que esa misma tarde, justo unas horas antes, aterrizaba en Barcelona procedente de París. Ni por un momento esa circunstancia hizo inviable que esa tarde pudiésemos disfrutar de “Diumenge a la tarda” y “Familia nombrosa” leídos de su propia voz. Y es que, constato una vez más, el poeta, al igual que el músico, necesita sentir latir la melodía y el ritmo de sus composiciones, saben que tener la ocasión de leerlas en voz alta es un momento único, pues es en esas ocasiones cuando sus obras vibran en el pulso del público.

Àlex Susanna (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Cuando empecé a contactar con poetas, escritores, actores, músicos… con la firme intención de involucrarlos y conseguir su participación en este Festival, tuve una cómplice: Montserrat Tolosa, directora de TRIVIUM GESTIÓ CULTURAL. Montserrat hizo correr la noticia del Festival en su web, en sus newsletters, a través de mailings incluso! Se convirtió en mi mano amiga, la que me ayudó a abrir algunas puertas. Gracias a una gestión suya pude conseguir hablar con uno de los más grandes y respetados: Joan Margarit. Quiero agradecer desde estas líneas al Sr. Margarit su apoyo y su mensaje de prosperidad para el Festival. De haberse celebrado el acto en otra fecha su voz probablemente se hubiese escuchado también ese día. Por eso me hizo muy feliz saber que uno de los lectores invitados, Jaume Clèries, el director de un programa sobre lectura actualmente en antena en el canal 33: “VIA LLIBRE”, escogería finalmente los versos de Joan Margarit. ¡Qué mejor regalo que ese día el periodismo cultural en la voz de Jaume Clèries impulsase la lectura y la poesía en voz alta a través de los versos de uno de los más grandes! “El que t’endús” fue el poema de Joan Margarit escogido por Jaume.

Jaume Clèries (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Pero no hubo solo palabras al vuelo, las risas y el juego llegaron también al Festival. Lo hicieron gracias a Núria Albertí, la escritora y poeta infantil que supo hacer de la poesía un juego de niños y que todos los presentes, adultos en su mayoría, participasen en el divertimento que ella creó. Con la ayuda de dos de sus poemas: “El pou” y “Gri Grill” Núria sacó al niño que todos llevamos dentro, creando un momento lúdico y festivo.

Núria Albertí (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografía: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Y finalmente llegó el broche de oro. Lo puso el escritor y director del Institut Ramon Llull, el periodista Vicenç Villatoro. El Sr. Villatoro se sumó a seguir repartiendo regalos de poesía inédita. Nos obsequió nada más y nada menos que con “Dues blasfèmies”. Su lectura y su voz, una sorpresa final para el público, cerraban con la contundencia de sus versos inéditos un Festival que había hecho honor a su nombre: “La joya de la palabra”.

Vicenç Villatoro (Festival Tiflollibre 2012)
Fotografia: Martí Andiñach (AMOR A L’ART)

Pero este Festival tuvo otros lectores de excepción, voces anónimas en su mayoría, y todas ellas compartiendo una cualidad: leer de otro modo, sentir y hacer latir el lenguaje de modo distinto. Ellos fueron realmente los verdaderos protagonistas del Festival, personas para quienes la lectura en voz alta es uno de los regalos más bellos.

Quiero cerrar este artículo con un twitt ilustrado de Isabela Méndez, escritora a quien represento y con quien trabajo desarrollando proyectos. Isabela fue además una de esas voces protagonistas del Festival. Para ella y para el resto de voces principales del Festival irá dedicado mi tercer y último post sobre el Tiflollibre 2012.  Continuará…

Latir sobre el pliego
Twitt ilustrado de Isabela Méndez


Festival Tiflollibre 2012. Primera parte

DE PALABRAS Y SUEÑOS QUE A VECES SE CUMPLEN

Dedicado a Josep Maria Pou

El 27 de junio de 2012 fue un día de esos que se guardan en la memoria personal para poder ser degustado y disfrutado.

Ese día se celebró en el CaixaForum de Barcelona el Festival Tiflollibre 2012, una iniciativa de la Asociación Discapacidad Visual B1+B2+B3 y que este año encargó a Centro Trinidad la organización del evento. Mi dicha y alegría empezó el día en que recibí la propuesta de Katrina Rodríguez para desempeñar el rol de responsable de comunicación del acto y responsabilizarme también de la operativa. Con ilusión, nervios y gran empuje dije “SÍ”, un sí con mayúsculas. Yo no sabía en aquél momento que otros “SÍ” eran los que más tarde iría recibiendo de todos y cada uno de los lectores de excepción, personalidades de la poesía, de la literatura, del teatro y del periodismo a los que fui invitando y fui contactando desde, insisto, la más profunda ilusión y bravura para conseguir involucrarlos y que viniesen el 27 a sumar sus voces y leer en voz alta junto a los lectores de la ADVC B1+B2+B3, y armar entre todos un regalo de palabras y música para el público asistente.

Poco a poco fueron llegando los primeros “Sí”, mayúsculos insisto.

El primero, el de Josep Maria Pou, un actor como la copa de un pino (y que no se me malinterprete la expresión), pues su grandeza personal y profesional supera con creces la de su estatura y porte. Desde bien pequeñita su imagen ha ido ligada en mi memoria al teatro, y siempre soñé con poderlo ver en escena (sueño que ya cumplí en 1998 al ir a verlo actuar en ARTE de Yasmina Reza en el Teatro Tívoli de Barcelona, donde era dirigido por otro Josep Maria, otro artista de los grandes: Josep Maria Flotats).

Él, Josep Maria Pou, decidí y tuve claro desde el principio, sería una de las personalidades que yo iba a contactar como lector invitado de este festival.

El día que recibí su respuesta, su “SÍ” en mayúsculas a mi propuesta de pronunciar como apertura del acto unas palabras personales dedicadas a la lectura y en especial a la lectura en voz alta, ese día no lo olvidaré nunca. Pues yo lo contacté a través de su página web, ni siquiera tenía su mail ni nada que me condujese a él. “Por fortuna existe Internet -pensé-  así que vamos a ello”. Escribí lo mejor que pude, escogiendo las palabras y los verbos. Si lo que yo buscaba era su “sí”, pensé que la mejor manera de conseguirlo era con la melodía y la seducción del lenguaje, al fin y al cabo la propuesta que iba a lanzarle era justamente la de venir a leer unos minutos de forma voluntaria a un festival de lectura en voz alta. Mis palabras debían cumplir su función, y me esmeré. Eso sí, decidí que el protocolo debía estar presente en aquellas letras pero mi ilusión también, por eso no dudé en proponerle en mi escrito que además de un poema (ese era el encargo específico que yo tenía) preparase también unas palabras personales como apertura del Festival, unas palabras sobre su experiencia como lector, sobre la importancia que tenía para él la lectura en voz alta. Ese mail obró el milagro. Yo no sabía que para Josep Maria Pou la lectura siempre ha sido su actividad preferida, incluso más que ir al teatro o al cine, ni que buena parte de sus primeros años en la profesión los pasó leyendo libros para el Servicio del Libro Hablado de la ONCE en Madrid. Cuando lo supe no daba crédito, eran un montón de pequeñas casualidades! Hay quien defiende que las casualidades no existen, ¿será que la vida teje puentes y ocasiones propicias y esta era una de esas?

Mi sueño se cumplió: Josep Maria Pou leyó el día 27 un poema escogido por él mismo: Hijos de la época, de la premio Nobel Wislawa Szymborska en traducción de Anna Maria Moix. Pero antes de leer esos potentes versos hizo un gesto que desde este trapecio de tinta quiero agradecerle profundamente, pues destapó un regalo sorpresa para todos: pronunció aquellas palabras personales dedicadas a la lectura en voz alta que yo, movida por el impulso de la ilusión y la alegría, le pedí que preparase como apertura del festival.

¡Pero si yo solo le había pedido unas palabras sobre lo que significa la lectura para él, sobre lo que son las palabras dichas en voz alta para él! –pensé cuando constaté feliz desde el fondo del Auditorio, desde donde lo escuché, que venía con un discurso en toda regla!, meditado y escrito especialmente para la ocasión. Fueron mucho más que unas palabras, su parlamento fue una confesión pública de una pasión, la de la lectura, la de que siendo un niño en la biblioteca familiar el gusanillo de la literatura y la poesía se había hecho amigo suyo. Esa pasión por la lectura, nos confesó, le ha acompañado siempre.

Josep Maria Pou durante la lectura del poema Hijos de la época
de la poeta polaca Wislawa Szymborska
FOTOGRAFIA: Martí Andiñach (Amor a l’Art)

Josep Maria nos hizo a todos los que allí estábamos un regalo inesperado: nos regaló su voz y su pasión por las palabras leídas en voz alta. Ese día me emocionó saber que es cierto que algunos sueños a veces se cumplen, pues las palabras que yo pedí para ese día se convirtieron en el mejor de los discursos.

Por eso sentí el cosquilleo de la alegría al saber que si uno hace las cosas desde el corazón es muy probable que la respuesta llegue y que todo fluya. Y que si uno se rodea de gente que le brinda la libertad necesaria de actuación para desarrollar su trabajo y no solo eso, sino que si uno percibe esa confianza entonces es cuando empiezan a darse las oportunidades. Katrina  lo sabe, sabe que yo necesito conocer los objetivos a cumplir, lo que se espera de mi como profesional, el rol a desempeñar, pero sabe también que cuando más efectiva soy es cuando palpo esa confianza y ese espacio para desenvolverme. La confianza y la libertad de actuación que yo necesitaba para trabajar a mi modo me las brindó Katrina, una enérgica y dinámica directora de orquesta. La complicidad la tuve del equipo humano de la Asociación, muy especialmente de Daniel. El tiempo que compartimos juntos en este proyecto pude palpar y sentir que todos trabajábamos por conseguir un objetivo común: impulsar un festival 10! Y cada “sí” conseguido lo celebrábamos como si hubiésemos logrado alcanzar la más alta de las cimas.

Envuelta en ese espacio de confianza y libertad trabajé todo el tiempo. Con emoción, nervios y algunas dosis de estrés viví la responsabilidad de llevar la comunicación y la operativa de este evento. Pero lo que me movió en todo momento fue la alegría y el tesón, a ambos los sentí conmigo todo el tiempo.

Creo que fue lo más parecido a volar subida a un trapecio!

Continuará…


La música de la lectura en voz alta

Hace aproximadamente un mes recibí una fantástica propuesta laboral: encargarme de la operativa y de la comunicación del FESTIVAL TIFLOLLIBRE 2012, “La joya de la palabra” (4ª edición).

Detalle de uno de los poemas leidos en braille
Festival Tiflollibre 2011 (3ª edición)
Fotografía: Rocío Domínguez Montero (IMAGEN EN ACCIÓN)

Un gran reto profesional y personal que decidí desde el principio agarrar bien fuerte, movida por la ilusión de trabajar y formar parte de un proyecto tan bello e imprescindible como este.

Este Festival, creado en 2009, es una iniciativa de la Asociación Discapacidad Visual Cataluña B1+B2+B3. El proyecto del Festival nació con la finalidad concreta de posicionar la lectura en voz alta y en braille en la sociedad, con el objetivo de asentar las bases del libro hablado en nuestro país y para que actúe como herramienta de integración.

Este festival se articula entorno a una filosofía y unos valores que son preciso impulsar. La esencia del festival es sumar voces: las de personalidades de reconocido prestigio y las de personas anónimas con discapacidad visual. Todos ellos aceptan leer en voz alta ese día para el público asistente de forma totalmente voluntaria. Por lo que el Festival Tiflollibre se convierte en algo mucho más grande que un festival de lectura en voz alta,  el festival toma la forma de un proyecto solidario y voluntario de regalo a la sociedad: un regalo de comunicación y de integración a través de la poesía y de la música del lenguaje.

Decía Ana María Matute: “La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva”.

Yo, que soy una apasionada de las palabras, de sus significados y sus sonidos, no dejo de pensar en una cosa estos días: me asombra pensar que hay personas que leen de otro modo, personas que para que las palabras tengan voz han de acariciarlas primero con sus dedos. Es maravilloso que exista este Festival, un proyecto que además apela a los sentidos, al tacto, al oído y a la emoción contenida en versos que explota al ser pronunciada en voz alta, entonces es cuando las palabras vibran y se oye la música que encierran.

Me enorgullece decir que ha sido una suerte haber llevado a cabo durante este último mes este proyecto. He tenido la fortuna de haber podido compartir unas palabras con gente maravillosa, que no han dudado un momento en decir un “SÍ” con mayúsculas a venir a leer el próximo 27 de junio a las 19.00 horas en el CaixaForum de Barcelona.

Josep M. Pou, Carles Duarte, Jordi Cervera, Àlex Susanna,
Vicenç Villatoro, Núria Albertí y Jaume Clèries
LOS LECTORES INVITADOS AL FESTIVAL TIFLOLLIBRE 2012

Desde mi trapecio, el lugar mágico desde el que impulso proyectos en los que creo, deseo enviar mi agradecimiento a todas las personas que han hecho posible que nos encontremos con gran emoción, alegría y nervios inmersos ya en la recta final, pero en especial quiero que mis palabras de agradecimiento vuelen muy alto y lleguen a los lectores de excepción que leerán en voz alta el próximo miércoles 27 : JOSEP. M. POU (por decir “sí” a mi petición de dedicar unas palabras personales suyas a la lectura y al hecho de leer en voz alta, su voz será la primera que suene el día 27 en el escenario), a CARLES DUARTE (por dar prioridad el día 27 al Festival en su agenda y mostrar su alegría al recibir nuestra propuesta), a ÀLEX SUSANNA (por querer venir a leer a pesar de regresar el mismo día 27 de un viaje, gracias!), a VICENÇ VILLATORO (por su “sí” inmediato y sin condiciones), a NÚRIA ALBERTÍ (por decir que “sí” a movilizar al público ese día, ni yo misma sé en qué consistirá su actuación, pero sueño con verla!), a JORDI CERVERA (por decir que “sí” a leer un poema suyo y sobre todo por su gran apoyo en filtrar la noticia en los medios, también por publicarla en su blog: El blog de Jordi Cervera-Catalunya Ràdio), y por último, a JAUME CLÈRIES (por decir que “sí” a venir a leer nada más conocer el proyecto y por dedicar unos minutos a la noticia en su último programa “Via Llibre” el pasado 19 de junio… y es que el periodismo cultural se nutre de palabras!). No quiero olvidarme de agradecer a TONI PUNTÍ, director del progama “ÀNIMA”, su “sí” rotundo a conducir el acto. Nadie mejor que alguien que dirige un programa con alma para presentar este festival!

Mi agradecimiento a todos los canales de noticias, emisoras de radio, comunidades en Internet y demás organismos y entidades que se han sumado a la propuesta de difusión y de comunicación del evento. Y muy especialmente a los dos canales de noticias que retransmitirán en directo por Twitter el Festival el próximo 27: AMOR A L’ART y LLEGIM I PIULEM.

Asumí responsabilizarme de la operativa y la comunicación de un evento de tal magnitud y sin red! Pero contaba con una directora de orquesta genial: KATRINA RODRIGUEZ (Centro Trinidad). De nuevo hemos vuelto a trabajar juntas! Gracias por pensar y confiar en mi!

Ya solo nos queda dar el salto final, Katrina!

Os espero el 27 de junio a las 19.00 horas en el Auditorio del CAIXAFORUM de Barcelona. Aquí tenéis la invitación! Ese día las palabras volarán sin trapecio y sin red!


Sobre palabras, sonidos y saltos de página

Gestar un proyecto y desarrollarlo lleva tiempo, sobre todo si lo que se pretende es que sea un proyecto que interese a los demás. En eso ando yo a ratos, rodeada de post its y dibujando mapas mentales para desarrollar y ofrecer una propuesta sobre la competencia lectora digital. Y creo que ya empieza a tomar forma!

Nuestros primeros años de aprendizaje los pasamos aprendiendo las letras, dibujándolas y escuchando como suenan. Aun puedo recordar cuánto me costó aprender a hacer la “r”. Y después el juego sigue, juntando letras descubrimos las palabras, y con ellas las frases. Ese puzle se llama “lenguaje” y el juego del que forma parte lleva por nombre “comunicación“.

Este año he retomado mis clases de inglés, estoy descubriendo como suenan las letras en otro idioma, y ya empiezo a construir pensamientos y razonamientos en esa lengua, aunque como mi dominio es más bien escaso no puedo permitirme todavía discutir ni aliñar con la acidez de la ironía mis diálogos. De repente, vuelvo a ser aquella  niña que descubría sonidos y significados, y he vuelto a la tarea de hacer deberes y redacciones. Sin embargo hay un nuevo elemento en el terreno de juego: Internet. Gracias a Internet puedo hacer ejercicios de listening, ver vídeos, consultar palabras en foros…

Internet ha cambiado el modo de comunicarnos, de relacionarnos, Internet está cambiando el modo de aprender, o lo que es lo mismo: está cambiando el modo de leer.

Hace unos meses leí un libro descrito por Javier Celaya en su prólogo como “quitamiedos” para cualquiera que desee entender las implicaciones de Internet en el mundo del libro (y en el modo de leer, me atrevo a añadir yo). Elogio del texto digital, ese es el título del libro, escrito por José Manuel Lucía y editado por Fórcola, tiene un arranque impactante: las dificultades de la lectura digital mirándose en el espejo de la aparición del códice medieval.

Para reflexionar sobre lo dicho os invito a ver este vídeo, triunfador en YouTube en 2010 y que ilustra el primer capítulo del libro.

Que lo disfrutéis!