Archivo de la categoría: Pensamiento creativo

Conversaciones en el trapecio. Con Gabriela Varela, psicopedagoga (1/3)

Hace poco más de un año abrí una cuenta en Twitter, quería descubrir cómo esa herramienta que te da la posibilidad de seguir a quienes más te interesan podía ayudarme profesionalmente (después vi que esa red iba a ser también una red de afectos).

Una de las personas que empecé a seguir es GABRIELA VARELA (@gabrielaevarela), una psicopedagoga argentina en cuyo perfil de Twitter se puede leer: “Comprometida con la Educación de Calidad para todos”.

Tras meses de compartir y dialogar, a miles de km y con un océano que nos separa a ambas (ella vive en Buenos Aires y yo en Barcelona) estas Navidades pudimos “desdigitalizarnos”.

Uno de los objetivos de TRAPEZIdeTANA para 2014 era iniciar un ciclo de “Conversaciones en el trapecio” para poner voz e imagen a los contenidos y personas con las que poco a poco vamos construyendo piruetas y equilibrios en este trapecio de tinta, un espacio etéreo en el que se mecen ideas y proyectos con la creatividad, el pensamiento y la comunicación como puentes para construir con el otro.

El ciclo “Conversaciones en el trapecio” que hoy inauguramos estará dirigido por el especialista en audiovisual MARCO ZOUVEK.

Hoy publicamos la primera parte de la conversación que mantuvimos el pasado 2 de enero con GABRIELA VARELA en el Hotel Arc La Rambla de Barcelona; en ella Gabriela habla sobre las redes sociales y hace hincapié en la idea del dar y recibir.

Como complemento al vídeo de Gabriela Varela que acabas de ver, te proponemos que veas el siguiente. En él Clay Shirky habla de cómo el excedente cognitivo cambiará el mundo.

Te invitamos a continuar la conversación con tus comentarios, ¡los esperamos!

Anuncios

EL LENGUAJE INTERIOR Y EL COLOR DE LAS PALABRAS, por Andrés Calero

“Un estudiante al que se le enseña a definir el adjetivo “afrutado”, en lugar de a disfrutarlo, está construyendo una palabra gris. Una palabra gris, monocolor, carente de cromatismo, de matices sensoriales, perceptivos, afectivos, y emocionales, que mutila parcialmente su capacidad de conocimiento.  Sin esos matices, es un sonido vacío. Esas “tonalidades”, son las que deberían conformar el criterio de  aprendizaje de las palabras que usamos ¿Por qué?…” ANDRÉS CALERO (Maestro, filólogo y psicólogo). 

Extracto del artículo “El lenguaje interior y el color de las palabras” que el profesor Andrés Calero ha elaborado especialmente para ser publicado en su blog y mecerlo simultáneamente en el trapecio de tinta.

Autor de artículos sobre enseñanza de la lectoescritura, Andrés Calero ha formulado aportaciones teórico-prácticas sobre la enseñanza-aprendizaje de estrategias de comprensión lectora desde la perspectiva metacognitiva, con alumnado de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria.

Fue un lujo subir a la barra del trapecio su “aventura de leer y de desvelar enigmas” y hoy nos sentimos felices de volverle a tener de nuevo entre nosotros con una nueva pirueta sobre lenguaje y pensamiento.

No dejéis de leer esta reflexión sobre el color del lenguaje que hoy nos propone. Nos gustaría colorear juntos una reflexión, ¿nos ayudáis?¡Esperamos vuestros comentarios en ambos blogs!

EL LENGUAJE INTERIOR Y EL COLOR DE LAS PALABRAS, por Andrés Calero

palabras

Esta entrada que ahora comienzas a leer, se publica en dos blogs simultáneamente: En éste, y en el valiente blog del profesor Andrés Calero.

En ocasiones el profesor Calero decide subir al trapecio de tinta para mecer algunas de sus reflexiones, en un ejercicio de equilibrio con pirueta incluida que desde aquí aplaudimos. Sabemos que no es fácil saltar a la red para hacer malabares con el pensamiento y el lenguaje, por eso disfrutamos con su valentía de enfoque y con su invitación constante a la reflexión.

Os dejamos con sus palabras:

En consecuencia, y de acuerdo con el título de la entrada, te invito a un balanceo reflexivo que busque, desde una perspectiva en movimiento, la relación de causalidad entre el lenguaje interior del niño, una herramienta  básica para su desarrollo cognitivo, y  el efecto arco iris que, en particular, el uso de dicha herramienta genera en su capacidad lingüística.

Una primera sensación de sacudida, vacilación e inestabilidad  producida por el primer balanceo, es lo que se puede sentir al comprobar que un alto porcentaje de las palabras que el niño re-produce como consecuencia del aprendizaje escolar y familiar son palabras grises. ¿Qué son palabras grises? Aquellas que re-petimos, o re-producimos, sin haberlas re-construido, re-creado, o cultivado interiormente a través de la activación de las conexiones neuronales propias de los surcos de nuestro hemisferio izquierdo. Así, cuando un estudiante re-pite, memoriza o ladra las palabras que otros han sembrado y labrado, produce palabra grises. Un estudiante al que se le enseña a definir el adjetivo “afrutado”, en lugar de a disfrutarlo, está construyendo una palabra gris. Una palabra gris, monocolor, carente de cromatismo, de matices sensoriales, perceptivos, afectivos, y emocionales, que mutila parcialmente su capacidad de conocimiento.  Sin esos matices, es un sonido vacío. Esas “tonalidades”, son las que deberían conformar el criterio de  aprendizaje de las palabras que usamos ¿Por qué?

Veamos. Un segundo balanceo viene a estabilizar el recorrido del trapecio y a abrir canales sensoriales y de conocimiento, al avistar el proceso sobre cómo se construyen palabras plenas de coloración y matices.  Fue Vygotsky, un psicólogo ruso del siglo pasado preocupado por la génesis del pensamiento verbal, quien dijo que el pensamiento no se manifiesta simplemente en palabras, sino que existe a través de ellas. Para él, pensamiento y habla son dos líneas del desarrollo intelectual que inicialmente suelen caminar separadas en el niño, hasta que aproximadamente hacia los dos años de edad se entrecruzan,  para dar comienzo a una nueva forma de comportamiento y conocimiento humano, por los que el pensamiento  se hace verbal, y la palabra pensamiento.

artículo CALERO

¡Ésa es la barrera,  el rubicón del desarrollo humano e intelectual que los niños suelen atravesar, para comenzar a construir “sentido y sensibilidad” hacia las palabras!  ¡Es en ese momento cuando ellos son capaces de edificar cromatismo y  matices de conocimiento en las palabras que utilizan! Esencialmente, porque unidas a su significado y a medida que las van dominando,  acostumbran a percibir que las palabras pululan por su mente con tonalidades fonéticas, semánticas, sensoriales, o afectivas distintas en el intercambio con los demás. Surgen, se recrean y se cultivan  en el contexto personal de su lenguaje interior (ese lenguaje que Machado ejercitaba). De ese modo, el pensamiento nace a través de las palabras, y las palabras generan pensamiento. Pero la palabra sin pensamiento es una cosa muerta, gris. Del mismo modo, un pensamiento desprovisto de palabras “coloreadas” dilata la sombra oscura de la historia intelectual gris del ser humano. Es a partir de ahí, cuando lenguaje y pensamiento van de la mano, y el primero se convierte en una de las herramientas más importantes y trascendentales de su desarrollo cognitivo, intelectual y creativo.

Como producto de la relación pensamiento/habla, cada niño siembra y labra en dicha relación su modo personal de pintar, de delimitar y de comprender la realidad externa e interna que atesora. En condiciones normales,  esa cosecha se desarrolla a lo largo de una curva que se eleva, y no a lo largo de una que declina, estando sujeta a evolución, no a involución; y disociándose solamente por mor de la naturaleza absurda de algunos procedimientos de enseñanza/aprendizaje.

En definitiva, el lenguaje interior supone una tarea cognitiva para uno mismo que se nutre igualmente del intercambio social, que a la vez es una importante fuente del desarrollo intelectual, que  sirve para que el niño aprenda a regular y canalizar su orientación mental y la comprensión de la realidad que le rodea; contribuyendo además, en gran medida, a la superación de barreras emocionales e intelectuales, aportando  y creando para ello  la tonalidad y el significado de las palabras que recrea.

Una parada en el trapecio, para plantear una cuestión y concluir en esta entrada con un decálogo en negativo de 10 conductas a evitar en el hogar y la escuela, para que los niños profundicen en el desarrollo de esa relación  lenguaje interior/pensamiento:

¿Cuándo no cultivamos ese lenguaje interior que llena de cromatismo y colorido semántico y personal las palabras orales y escritas?

  • Cuando hacemos callar al niño por sus frecuentes preguntas sobre la realidad que le rodea.
  • Cuando el aprendizaje de la lectura se convierte en una actividad rutinaria de decodificación de sonidos.
  • Cuando se transmite al niño la idea de que leer es leer deprisa y sin errores.
  • Cuando le enseñamos  a definir un adjetivo de un texto, y no a  vivirlo,  a sentirlo, o a deleitarse con el cromatismo de las sensaciones que genera.
  • Cuando el único instrumento para representarse el significado de palabras desconocidas es el diccionario.
  • Cuando no transmitimos al lector que el propio texto contiene pistas semánticas que aportan significado a muchas de las palabras desconocidas que contiene.
  • Cuando no enseñamos al niño estrategias de lectura para aprender a comprender el texto escrito.
  • Cuando anestesiamos la capacidad del lector para autocuestionarse sobre lo que lee, y las preguntas que se le plantean son las de las editoriales que escriben los textos,  o las del profesor.
  • Cuando no enseñamos al lector a “visualizar”, con todo su cromatismo, el contenido de muchas de las palabras o frases  que los textos contienen.
  • En resumen, cuando no le transferimos la capacidad de autorregular los procesos de pensamiento asociados a la comprensión de textos.

Andrés Calero

Twitter: @acalero1

http://comprension-lectora.org/


CINETÍNERE, Underground Arqueología y la recuperación social y puesta en valor del patrimonio en el medio rural

Un día recibí un correo. Me lo enviaba alguien de mi red de contactos de LinkedIn, me informaba de un congreso que iba a tener lugar este verano: el I Congreso Internacional sobre educación y sOcialización del pAtrimonio en el medio rural (sOpA’13), un foro de encuentro que enseguida llamó mi atención. Rastreé por la red y vi que en ese congreso se iba a presentar el resultado final de un interesante y necesario proyecto, un “cine itinerante” por la recuperación social del patrimonio en el medio rural que este verano de 2013 va a recorrer algunas localidades del país: CINETÍNERE. Un proyecto que apuesta en firme por una nueva visión sobre la gestión del patrimonio: la gestión desde lo social, no sólo desde las administraciones.

La conversación que sigue va a desmontar algunos tópicos y despertar conciencias, ¡aviso para navegantes!

Conversación con Juanjo Pulido, arqueólogo y fundador de UNDERGROUND ARQUEOLOGÍA, sobre el PROYECTO CINETÍNERE: cine itinerante por la recuperación social del patrimonio en el medio rural.

Viendo como el panorama actual de la Arqueología se está reajustando a pasos agigantados, y no sólo el de la Arqueología como disciplina científica, sino también el de los restos arqueológicos, que en muchas ocasiones sufren la dejadez por parte de sus gestores directos, mi definición como arqueólogo podría ser, a riesgo de generar un nuevo “palabro”, a los que por otra parte estamos cada vez más acostumbrados en el mundo de la creatividad y la innovación, la de arqueólogo social. “Social” por lo de implicación en darle una nueva oportunidad a ese patrimonio olvidado ante la sociedad y “social”, también, por intentar crear un nexo entre esa sociedad y un patrimonio que es suyo pero a la que cuesta hacer entender que tiene un papel esencial en su protección y puesta en valor.

Juanjo Pulido (Arqueólogo y emprendedor. Fundador de Underground Arqueología)

cartel CINETINERE A3 GENERAL

Juanjo, dime en una frase qué es CINETÍNERE.

Es una muestra viajera de cine documental que va a recorrer este verano las localidades de Oia (Pontevedra), Somiedo (Asturias), Valdelugueros (León), Robleda (Salamanca), y Romangordo y Malpartida de Cáceres (Cáceres), con la que queremos mostrar otra forma de gestionar el patrimonio cultural basada en la participación cuidadana conjuntamente con los referentes culturales del territorio cercano.

¿Cómo nace la idea del proyecto? ¿Cuál es la visión del proyecto?

La idea nace de ver cómo hay una parte del patrimonio que siempre está abandonado a su suerte por parte de las administraciones a la hora de poner en marcha grandes proyectos de promoción turística o de intervención sobre elementos patrimoniales con ese fin, dejando de lado aquellos que están en zonas alejadas de los grandes conjuntos históricos. Aunque hay casos aislados, el patrimonio localizado en el medio rural sufre esa marginación y pensamos que era una buena idea apostar por él. Tras una acción que desarrollamos en la localidad de Malpartida de Cáceres dentro de un proyecto llamado MAILA y en la que conseguimos realizar el plano completo del yacimiento romano del monumento natural de Los Barruecos a través de unas jornadas participativas de trabajo entre ciudadanos y arqueólogos, el ayuntamiento pensó que era una buena idea implicarse en esa nueva visión de la gestión patrimonial.

Proyecto MAILA.
Jornadas participativas de medición del yacimiento romano de Los Barruecos,
en Malpartida de Cáceres.

En gestión cultural, difusión y puesta en valor son conceptos clave para lograr la recuperación y la conservación del patrimonio. Pero vosotros vais un paso más allá, os habéis propuesto crear los cimientos de un tipo de gestión del patrimonio alternativa, con el acento en la conciencia de las personas. Queréis que sean los propios pueblos, los propios vecinos, quienes generen sus propios recursos para conseguir esos objetivos. ¿Con qué estrategias contáis? ¿Con qué metodología y herramientas lo haréis?

El hacer a los ciudadanos partícipes de esa gestión, que de otro modo nadie haría, nos parece una buena idea como forma de concienciación y como generación de riqueza para esos pueblos o territorios.  No pretendemos liderar ninguna acción ni mantener nuestro trabajo en todos los sitios que visitemos, porque no hay tiempo en los cuatro días que estemos en cada municipio y porque no tenemos los medios suficientes. Pero sí queremos despertar ese interés por que los ciudadanos del medio rural apuesten por explotar sus recursos y les explicaremos cómo hacerlo. Para ello, dedicaremos uno de los cuatro días para realizar una mesa de trabajo con todas aquellas personas, instituciones, empresas, colectivos o asociaciones que nos quieran acompañar para exponerles todas estas cuestiones e intentar que ellos mismos empiecen a generar dinámicas. Al margen de las películas y de las mesas de trabajo, también visitaremos algunos de esos elementos patrimoniales y realizaremos talleres pedagógicos relacionados con la arqueología.

Imprimir

Talleres pedagógicos sobre arte rupestre y cerámica prehistórica.

¿Cuál es vuestra propuesta y en qué se sustenta, más allá de lo loable y necesario del proyecto?

La idea es multiplicar el proyecto y que se empape de otros proyectos. En Galicia, por ejemplo, trabajaremos conjuntamente con un colectivo hiperactivo que se llama Niquelarte, y que tiene una propuesta muy dinámica llamada BIComun; en León tendremos un encuentro con la gente de PROMONUMENTA, una asociación en defensa del patrimonio leonés que nos contará su forma de actuar a favor de la protección del patrimonio en su provincia; en Romangordo estaremos con los amigos de la Asociación Madinat Albalat, que están excavando en un yacimiento de época islámica espectacular… Son distintas propuestas que van a beneficiarse unas de otras y que van a crear un caldo de cultivo especial e innovador y que va a servir de base para poder adaptarse y crear nuevas estrategias a la hora de acercar al público su labor e implicarlo en su recorrido.

fotos dinamicas

Mesas de trabajo y dinámicas participativas para la difusión de la metodología con la participación de ciudadanos y referentes culturales de los municipios y su territorio más cercano.

¿Cómo se visibiliza y se recupera el patrimonio en las zonas más “olvidadas” como las rurales, faltas de más recursos y conocimientos que los entornos urbanos?

Con mucho trabajo previo. La ciudadanía ha estado acostumbrada a una gestión del patrimonio “impuesta” por las administraciones, en la que en pocos o en ningún caso se ha contado con ellos a la hora de diseñar un plan director y sobre todo al pretender que la puesta en valor de un bien patrimonial no fuera, no solo rentable económicamente, sino sobretodo viable y sostenible. Hacer que la sociedad sea consciente de que el patrimonio cultural es un bien común y que no en todos los casos, y menos en el medio rural, habrá una partida presupuestaria para que ese patrimonio se conozca, se recupere y se difunda es labor de aquellos que estamos implicados en esa voluntad de que los recursos patrimoniales sean precisamente eso, un recurso y no una carga para nadie y un problema que ya solucionarán otros porque “es su deber”. Conseguir reunir a los  estamentos sociales y culturales de los pueblos facilitará esa base para la ejecución no solo de este, sino de cualquier otro proyecto que esté enfocado en propiciar riqueza y no abandono a las áreas rurales.

foto 5_mujeres de malpartida

Mujeres de Malpartida de Cáceres realizando las populares patateras en una visita de promotores turísticos a la localidad.

Y si hablamos de financiación, ¿cómo se transita por ese duro camino de lograr ayudas y apoyos? ¿Con qué colaboradores y patrocinadores cuenta CINETÍNERE?

El proyecto está financiado en un 70 % por las Ayudas a Corporaciones Locales para actividades culturales que fomenten la comunicación cultural correspondientes al año 2012, convocadas por la Secretaría de Cultura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, pero suponen un 50% del coste total del proyecto, ya que la parte de la itinerancia no aparece recogida por las bases de la convocatoria aunque sí que se obliga a ella.  Ante esta disyuntiva tuvimos que buscar la manera de financiar la itinerancia, en la que también estaban incluidos los derechos de proyección de los documentales. En este sentido hemos tenido suerte ya que la Filmoteca de Extremadura se ha hecho cargo de los gastos de una de ellas y el resto de productoras se han convertido en patrocinadoras al cedernos los derechos de sus películas durante la ruta. No obstante, no hemos podido conseguir financiación para sufragar los gastos del desplazamiento, por lo que hemos tenido que recurrir a la red de financiación colectiva, o crowdfunding, Goteo  mediante la cual solicitamos  a personas individuales concienciadas con el proyecto, una colaboración a la medida de sus posibilidades. Nosotros no vemos a esas personas que han estado realizando aportaciones como meros patrocinadores, sino como agentes activos del propio proyecto ya que el retorno social del mismo es tan importante como la acción en sí misma. El enlace para colaborar con el proyecto es el siguiente:

http://goteo.org/project/cinetinere

Luego también están los colaboradores, como los ayuntamientos de las localidades que vamos a visitar, que nos han cedido los espacios y nos han dado todas las facilidades para poder ejecutar el proyecto, así como otros colectivos y empresas que nos han brindado la oportunidad de colaborar con nosotros y que ya forman parte del proyecto. Y por último, los medios, ya sean off line u on line, sin los cuales este ideario de ilusiones y nuevas ideas no tendría la oportunidad de realizar esa itinerancia paralela que es la comunicación.

El resultado de este proyecto se presentará en el “sOpA’13: I Congreso Internacional sobre Educación y Socialización del Patrimonio en el Medio Rural que tendrá lugar en Malpartida de Cáceres el próximo septiembre. ¿De dónde surgió la idea de organizar un congreso de este tipo? ¿Cuáles son sus objetivos y qué esperáis conseguir?

La idea surgió de la cosa más simple. Cuando estábamos redactando el proyecto, como última acción pensamos en organizar unas pequeñas jornadas de uno o dos días, para mostrar el trabajo que habíamos realizado con CINETÍNERE, con alguna charla más sobre algún otro proyecto. Sin embargo, viendo que si nuestra idea es que esta nueva visión sobre la gestión del patrimonio desde lo social se fuera extendiendo a otros muchos lugares, organizando actividades muy localistas sería un proceso muy lento y tedioso. Así que decidimos montar un congreso para que aquellos colectivos que tuvieran una visión similar a la nuestra nos mostraran también su trabajo, y que aquellos proyectos que quizá de otra forma no tuvieran la visibilidad suficiente pudieran ser mostrados ante gentes venidas de otros puntos de España y de este modo ir tejiendo una red de sinergias y contactos para futuras colaboraciones entre unos proyectos y otros. Y ya, nos tiramos al río y pensamos en por qué no incluíamos también otras formas de gestión que se estuvieran desarrollando en otras partes del mundo… ¡y lo hicimos! Más de 100 propuestas de proyectos de toda España y de países como Italia, Brasil, Portugal, Argentina, México, Colombia, Chile o Azerbaiyán van a mostrarnos distintas soluciones y distintos modos de ver la gestión del patrimonio cultural en el medio rural, y eso hay que aprovecharlo, porque actualmente no existe un foro que aglutine todas esas visiones y haga que se den a conocer.

CARTEL sOpA'13

UNDERGROUND ARQUEOLOGÍA es quién está detrás de todo ello. ¿Qué os define como equipo? ¿Qué os hace diferentes?

Underground Arqueología se creó con una idea fija y no era otra que la de hacer las cosas distintas. Nacimos en plena crisis, coincidiendo con la hecatombe del sector inmobiliario y de los grandes proyectos de infraestructuras, de los cuales se estaban nutriendo también las empresas de arqueología, y por qué negarlo, nosotros también nos beneficiamos aunque como asalariados con sueldos reguleros, y todo esto al final ha tenido sus consecuencias también para el patrimonio. Viendo el panorama decidimos que ese tipo de gestión estaba abocada al fracaso y pensamos en idear otras estrategias para que ese patrimonio no quedara en el olvido. Como el patrimonio “gestionado” por los entes públicos es, por llamarlo de algún modo, “intocable”, decidimos volcarnos en el medio rural, con menos oportunidades y alejado de las garras de la “especulación” cultural, al no ser rentable según sus criterios. Si digo trabajar duro por conseguir nuestros objetivos, no creo que ello nos diferencie de otras empresas o colectivos que en estos momentos no tienen otra opción que hacerlo, pero posiblemente la pasión que le ponemos, las ganas de conectar con otros mundos, otras  dinámicas y otras gentes, nos permita de algún modo tener un rinconcito especial en un sector como el de la gestión cultural que no está ahora para muchos bailes pero que está lleno de buenas ideas y de gente con ganas de llevarlas a cabo.

underground arqueologia

El equipo de UNDERGROUND ARQUEOLOGÍA
De izquierda a derecha:
Juanjo Pulido, Trinidad Castellanos,
Sabah Walid, Aníbal González-Arintero, Rubén Benítez

Desde este trapecio impulsamos el talento y las ganas de sacar adelante proyectos culturales como CINETÍNERE, y será un placer estar presentes en el Congreso sOpA’13, el I Congreso Internacional sobre Educación y Socialización del Patrimonio en el Medio Rural.

Para sumar apoyos y colaborar con el proyecto CINETÍNERE: http://goteo.org/project/cinetinere

CONTACTO:  Juanjo Pulido (UNDERGROUND ARQUEOLOGÍA) info@underground-arqueologia.com

¡Nos vemos en Septiembre en sOpA’13!


La aventura de leer: la capacidad de inquirir y de desvelar enigmas

Hoy sube al trapecio el pensamiento creativo de Andrés Calero, un maestro y psicólogo que apuesta firmemente por mejorar la comprensión lectora en la escuela.

Autor de varios libros sobre este ámbito del aprendizaje, Andrés Calero ha formulado aportaciones teórico-prácticas sobre la enseñanza-aprendizaje de estrategias de comprensión lectora desde la perspectiva metacognitiva, con alumnado de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria.

Os invitamos a leer este artículo sobre la aventura de leer que ha desarrollado como si de una doble pirueta se tratase. ¡Esperamos vuestros comentarios!

LA AVENTURA DE LEER:

LA CAPACIDAD DE INQUIRIR Y DE DESVELAR ENIGMAS

Por ANDRÉS CALERO

“Si la vida es un sueño,
como dijo algún navegante atribulado,
prefiero el trapecio
para verlas venir en movimiento”

Manolo García 
(Compositor y cantante)

Cuando Tana me invitó a subirme a la barra de su “trapecio de tinta”, para hacer un recorrido reflexivo sobre el significado del hecho de leer y de acercarse al lenguaje escrito, construí una inmediata asociación de ideas entre tres personajes: dos ficticios, personificados uno en el de la letra de una de las canciones de Manolo García, y en el de la narración de Kafka Un artista del trapecio , y otro real, que se encarna en algunos de los alumnos de Educación Primaria y Secundaria de nuestras escuelas. En los tres casos, existe un nexo de unión representado por la distancia y la falta de acomodación intelectual al vacío y la realidad vital que se les ofrece a los dos primeros, y a la experiencia cognitiva y de aprendizaje de los últimos. En consecuencia, estos personajes deciden vivir sobre “su” trapecio, para “mover” su imaginación y su natural capacidad de inquirir sobre el mundo que les rodea, y así poder comprenderlo.

Leer tiene que ver con la capacidad para autocuestionarse sobre lo que se lee, con  indagar, con seguir pistas, con descubrir. Y en ese camino, como en la mayoría de viajes, importa más el camino mismo y lo que vamos encontrando, que el hecho mismo de llegar al destino. Consideradas como habilidades de pensamiento de alto nivel, cuando estas destrezas se desarrollan tempranamente en la escuela o en el hogar, se asientan las bases intelectuales de la creación de lectores con pensamiento divergente, que aprenderán a plantearse a sí mismos preguntas durante el proceso que siguen para construir significado del texto que leen, utilizando para ello herramientas intelectuales (estrategias cognitivas y metacognitivas), que les ayuden a planificar y controlar diversas hipótesis previas y variadas sobre la lectura, ideas originales u opciones distintas de inferencias, o alternativas de supervisión y control sobre la comprensión del significado que el texto les va ofreciendo.

 

¿QUÉ HAS APRENDIDO HOY? ¿HICISTE HOY UNA BUENA PREGUNTA?

La idea de que la cultura de aprendizaje que se establece en las aulas influye en el desarrollo cognitivo es crucial para entender dónde estamos, porque los sistemas educativos moldean no sólo el conocimiento, sino la forma de pensar de nuestros hijos. En el caso de la capacidad para inquirir sobre lo que leen, aunque muchos de ellos han llegado a ser auténticos expertos en memorizar y saber responder a las preguntas que los profesores les hacen, han llegado a olvidar las más importantes de todas: las suyas propias, aquellas cuyas respuestas les adentran en un tipo de conocimiento más profundo y más activo en la relación con el texto.

Las dos preguntas que dan título a este epígrafe, representan dos concepciones del aprendizaje radicalmente distintas, sobre las que la escuela actual sigue debatiendo.

Aplicadas a una tarea lectora, cuando tienen que responder a esas dos preguntas, se espera de los niños que pongan en juego distintos procesos de conocimiento. La primera de ellas “¿Qué has aprendido hoy?”, es una pregunta recurrente que sufren muchos alumnos cuando por la tarde llegan del colegio. Quien hace esta pregunta espera del niño un tipo de pensamiento convergente, y haber contestado correctamente a todas las preguntas que el profesor les ha hecho oportunamente. La segunda pregunta “¿Hiciste hoy una buena pregunta?” no es usual, básicamente porque a los niños no se les enseña a preguntar, mutilándoles así su tendencia natural que desarrollan desde la infancia para inquirir sobre las cosas y los actos de conocimiento, llegando  a descubrir que las preguntas sólo las hacen los profesores, que las suyas no son importantes. Sin embargo, el adulto  que plantea esa pregunta, supone en el estudiante un estilo de pensamiento estratégico y divergente, con una implicación deliberada y activa en la comprensión del texto que ha leído, y en la construcción de conocimiento.

En la creación de lectores que sean capaces de hacer todos los días una buena pregunta está el futuro de muchos alumnos,  porque leer es un proceso de construcción personal de significado y diálogo con el texto, en el que esa capacidad de inquirir juega un papel muy importante, como herramienta de conocimiento y de supervivencia en una sociedad de la información como la nuestra.

Herramientas de la mente

 

EL LENGUAJE ESCRITO Y LA CAPACIDAD PARA AUTOCUESTIONARSE SOBRE LO QUE SE LEE

El lenguaje escrito es/debe ser un instrumento cultural al servicio del desarrollo humano, que habilite al lector a deambular por el texto haciendo más explícito su pensamiento, imaginando,  planteándose preguntas, aprendiendo, y regulando el conocimiento que obtiene  a través del uso de las herramientas de la mente. Cuando esto no ocurre, nos encontramos con generaciones de estudiantes desinteresados por lo que leen, cansados de responder a las famosas “fichas”  -cuya funcionalidad es más ocupacional que de aprendizaje-  con baterías de preguntas que los profesores, o los propios textos les plantean.

Una herramienta de la mente, en términos del enfoque vygotskiano del aprendizaje, es algo que nos ayuda a resolver problemas, un instrumento que facilita el problema de la comprensión de un texto, y que voluntariamente sitúa al lector en un contexto activo de aprendizaje. En el caso de la lectura, esas herramientas son las estrategias cognitivas y metacognitivas que los lectores competentes suelen utilizar para,  por ejemplo,  predecir lo que van a leer, visualizar o imaginar lo que están leyendo, o autocuestionarse sobre lo que leen. Se trata de destrezas que no se tienen si no se enseñan en las escuelas desde los primeros cursos, y que no hacen sino ampliar nuestras habilidades naturales para penetrar en el texto, y para percibir y sentir la información y el conocimiento que en el mismo se nos  describe. Ello exige maestros formados en la idea de que el lenguaje escrito es un instrumento  cultural de comunicación que posibilita la toma de conciencia de uno mismo en la tarea lectora. 

Cuando, por ejemplo, a los lectores iniciales se les plantea la lectura de una narración, y el profesor no les descubre explícitamente la existencia de estos procesos de pensamiento de alto nivel, no saben qué hacer para comprender lo que leen, no dirigen su mente hacia un propósito de lectura, y se limitan a comenzar a leer sin demora, perdiéndose en las palabras del texto sin aporte alguno de capacidad para descubrir el conocimiento, y abocándose en el futuro  a “subirse a un trapecio” que les posibilite poner en movimiento  su imaginación, el deambular, el balanceo y la interacción creativa con el texto, en una aventura plena de comunicación consigo mismos y con la construcción personal de significado.  

¡Construyamos esos trapecios en las aulas!

 

Podéis seguir al profesor Andrés Calero en su blog:

www.comprension-lectora.org 


Creatividad resurrectiva: el renacimiento del género epistolar en la semana de la creatividad (7 de 7)

PIRUETA CREATIVA, por Irina Mishina y Tana Sanz

Tana Sanz:

Ja ja ja ja ¡Cómo somos! Siempre buscando la solución rápida y fácil… la pastillita. No es así como se alcanzan las metas. Yo defiendo el “inspirabajo”, el trabajo inspirado. Y asociado al trabajo va el sudor. El sudor para sacar adelante esas grandes ideas. Ya lo decía el inventor Thomas Alva Edison: “El genio es 1% inspiración y 99% transpiración”. Y algo debía saber de ello, pues consiguió patentar a lo largo de su vida nada más y nada menos que más de mil inventos.

Hay que estar dispuestos a trabajar y a sudar si queremos sacar adelante esa idea que tenemos y que se haga realidad, incluso a pasar noches en vela. Porque si no tenemos esa determinación la idea acabará olvidada o lo que es peor, muerta.

Sin embargo me parece que la suma de inspiración, trabajo, determinación y perseverancia no es suficiente para lograr el objetivo. Todos conocemos a personas con brillantes ideas, gente trabajadora, imaginativa y que persevera en el empeño, pero que “por lo que sea” no acaba nunca de alcanzar la meta. ¿Qué les pasa? ¿Qué es lo que falla?

Tal vez se pierden en el proceso de creación, como en un laberinto. Dando vueltas y más vueltas alrededor de la idea. Quizás lo que falla sea la gestión del proceso. Pero ¿cómo se gestiona un proceso de creación? ¿Cuáles son los pasos para avanzar y ejecutar esa idea? ¿Cómo hacemos para no entrar en el bucle, para no empezar a saltar de una idea a otra, para tal vez finalmente acabar volviendo a la idea inicial? 

pasos

Puede que nos falte un ingrediente más: la DISCIPLINA.

¿Y si unimos coraje, inspiración, trabajo y disciplina?…

¡Pongamos un poco de “corinstraplina”en nuestras vidas!

¿Por dónde empezamos?…

 

Posdata:

La Semana de Creatividad se ha acabado. Pero nuestra creatividad no. ¡Que las buenas ideas te acompañen cada día el resto de tu vida!


Creatividad resurrectiva: el renacimiento del género epistolar en la semana de la creatividad (6 de 7)

PIRUETA CREATIVA, por Irina Mishina y Tana Sanz

Montjuich magic

Montjuïc màgic
Fotografía: Irina Mishina

Irina Mishina (Ima Blumm):

¿Qué es inspiración? Llamamos a muchas cosas con esta palabra. Una inspiración podría ser un ejemplo que quiero seguir. Algo que me sugiere una idea de una solución para un reto en el que estoy trabajando. O un estado donde todo fluye, en el que las ideas y las soluciones vienen solas, en el cual estamos avanzando, queremos seguir haciéndolo y disfrutamos de ello. Lo que Csikszentmihalyi llama flow.

Picasso tenía razón. Hay muchos estudios que demuestran que la perseverancia es el factor principal del éxito de la mayoría de personas creativas que llegan a la eminencia. El mismo Csikszentmihalyi indica que una de las características del estado del flow es la adecuación de las habilidades al reto que se tiene entre manos. Es decir, el reto no tiene que ser demasiado fácil, porque esto es aburrido; pero necesitamos saber que somos capaces de hacerlo y tener todos los conocimientos y las habilidades adecuadas para la tarea. Sino lo que conseguimos es frustración. Y claro, para llegar a este equilibrio perfecto se requiere mucho pero que mucho trabajo. Pero vamos, que todos sabemos que con inspiración todo resulta mucho más fácil y divertido.

Vayamos a lo contrario. ¿Qué es la falta de inspiración? ¿Qué nos ocurre cuando no nos sentimos inspirados? Puede que no tengamos la respuesta, que no sepamos cómo llevar a cabo lo propuesto precisamente por la falta de habilidades y conocimientos adecuados. Pero muchas veces lo que nos ocurre es que nos sentimos bloqueados por nuestras propias exigencias. Estamos detenidos delante de la hoja en blanco porque queremos desde la primera palabra escribir una obra maestra, cuando nuestra “vocecita” (así llama un amigo a nuestro crítico interior) nos dice “esto no vale nada”. Necesitamos practicar la suspensión del juicio para ser capaces de salir de ahí, de ese bucle de pensamientos asesinos. Y esto de jugar por jugar, sin buscar razón o utilidad alguna, es el mejor ejercicio para ello. Así que ¡continuemos jugando!

Algunos posibles resultados de la combinación de “Inspiración” + “Trabajo”:

“Inspirajo”:  Una inspiración muy grande.

“Inspirabajo”:  Trabajo inspirado.

“Intrabación”: Trabajo preparatorio para entrar en el estado de inspiración; o no, mejor aún, implantación del estado de inspiración por medio de un chip intracerebral o una pastilla 😉

CONTINUARÁ…


Creatividad resurrectiva: el renacimiento del género epistolar en la semana de la creatividad (5 de 7)

PIRUETA CREATIVA, por Irina Mishina y Tana Sanz

Tana Sanz:

Sí, claro. Jugar es ejercitar la imaginación y si lo hacemos de una manera “corajante” lo más seguro es que nos sorprendamos a nosotros mismos con el resultado.  Jugar con las palabras es un excelente ejercicio para poner en forma nuestra imaginación.

Paul Arden en su libro Whatever you think think the opposite nos anima a que pensemos lo que pensemos, pensemos lo contrario. Nos anima a pensar que a veces los finales no lo son, que en realidad son nuevos principios; que una sinrazón es mejor que una razón, y que el riesgo es en realidad la seguridad. Dicho así, parece un discurso de locos, un argumento sin sentido, pero en esas aparentes “sandeces” se ocultan evidencias.

Del libro de Paul Arden

Paul Arden incita en su libro a no temer a las ideas absurdas, porque pueden ser las más brillantes. Alienta a que disfrutemos de los errores, a superarnos, pues acertar a la primera es aburrido. Lo realmente importante es el proceso, el camino.

Y yo me pregunto, ¿qué tiene que ver la inspiración en todo esto? ¿Para tener grandes ideas hay que estar inspirado? O como decía Picasso: “cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Quizás lo único que necesitemos sea eso, perseverar en el intento, seguir “jugando”, con imaginación, siempre en compañía de la imaginación.

Porque, si no, ¿cómo se explican los grandes inventos?. Detrás de cualquier invención, detrás de la idea inicial que la motivó, seguramente no había certeza alguna de que se fuese a conseguir el resultado esperado. En cualquier caso, lo único que había para iniciar esa investigación era imaginación y curiosidad, ganas de averiguar, explorar, querer ir más allá, traspasar el límite y saltar de la zona de confort, y después horas y horas de perseverancia.

La parte excitante es solucionar el problema , no conocer la respuesta. Si el truco de magia se explica se pierde su magia” dice Paul Arden.

Tal vez la clave para empezar a ser más imaginativo y creativo está en salir más a menudo de nuestra zona de confort. Y en atrevernos a pensar lo contrario de lo que pensamos. En definitiva: en volver a jugar.

CONTINUARÁ…


Creatividad resurrectiva: el renacimiento del género epistolar en la semana de la creatividad (4 de 7)

PIRUETA CREATIVA, por Irina Mishina y Tana Sanz

contraposición

CONTRAPOSICIÓN

Irina Mishina (Ima Blumm):

Csikszentmihalyi dice que el desarrollo de la humanidad está basado en dos instintos básicos. La conformidad es lo que nos ha permitido sobrevivir. Pero es la imaginación, la creatividad, la capacidad de romper el status quo y salir fuera de los marcos establecidos o de ignorarlos por completo, lo que nos ha permitido a evolucionar. Csikszentmihalyi afirma que esta evolución ha sido posible porque unos miembros de la sociedad acogen y protegen a otros capaces de entrar en este proceso de experimentación sin garantía alguna de resultado útil, a través de romper las reglas, jugar, fantasear. Es esta simbiosis entre conformidad y creatividad lo que fomenta la posibilidad de grandes descubrimientos. Pero a mí no me parece que esta simbiosis ocurra realmente, con la excepción de algunos casos bastante raros. En mi percepción del mundo la creatividad humana sobrevive a pesar del funcionamiento prevaleciente de nuestra sociedad: la conformidad. Y muchas veces lo hace a costa de la marginalización, el riesgo de ser ridiculizado, excluido, incomprendido, y sí, incluso de caer en la pobreza (preguntadlo sino a aquellos que gritan en cada esquina que las ideas sin implementación no valen nada, ellos os lo confirmarán: muchas veces los primeros en algo no son quienes sacan el máximo beneficio de la novedad, preguntadlo sino a Steve Jobs).

Por eso cuesta tanto crear nuevas palabras tan solo por el puro placer de hacerlo. Este tipo de comportamiento no es bienvenido en nuestro mundo. No es que nuestro músculo de la imaginación esté en baja forma, está simplemente machacado y totalmente reprimido. Porque… si no nos aporta ningún resultado útil, ¿de qué nos sirve? Nos falta creapatía: afecto por la creatividad humana. Nos hace falta para que podamos ampliar nuestra zona de confort y que la próxima vez que sí necesitemos nuestra creatividad para poder hallar un resultado útil tengamos nuestro músculo creativo en plena forma.

Es fácil. Cojamos dos palabras al azar, por ejemplo de nuestra propia conversación. Digamos “coraje” y “palabras”. ¿Qué podríamos obtener si las combinamos?

Palabraje”: Un discurso emocional y agitado que tiene la finalidad de ocultar el miedo y la inseguridad del que habla para aparentar más coraje y autoconfianza.

Coralaje”: El coraje solo en palabras

Colabras”:¿Las palabras del corazón? ¿O los secretos ocultos del corazón que aún no han llegado a formarse en palabras?

¿Y si creamos verbos? ¿Qué significarían estas palabras: “corajear”, “palabrar” “corpalar”? ¿Y los adjetivos: “corajante”, “palabrante”, “palacorante”?

Escuchemos a Mihaly Czikszentmihalyi, en una charla en la que se pregunta: “¿Qué hace a la vida digna de ser vivida?”

CONTINUARÁ…


La importancia de recuperar la curiosidad. Conversación con Katrina Rodriguez en la semana de la creatividad

Conocí a Katrina Rodriguez, actual directora de Centro Trinidad, en el ámbito laboral. Por un tiempo ambas trabajamos juntas en una consultoría de alta dirección, y allí comprobé que compartíamos una misma manera de trabajar: colaborativa. Más tarde, volvimos a coincidir, pero esta vez desarrollando proyectos liderados por ella. Y tuvimos nuevamente la oportunidad de pasar largas jornadas de trabajo juntas, en lo bueno y en lo malo, y, como es habitual en nosotras, con interminables conversaciones acerca de la gestión de equipos, la motivación en el entorno laboral y sobre todo lo que pueden aportar todas las personas a su trabajo. Esas conversaciones nunca tenían fin, como sé que tampoco lo tendrá la que vamos a tener aquí ahora.

Pensé que esta semana, dedicada a celebrar la creatividad, era el momento oportuno para proponerle conversar una vez más acerca de todo ello, pero esta vez sería desde un espacio diferente, al que nunca antes ella había subido. Y aquí estamos, subidas a la barra del trapecio de mi blog, dispuestas a tener una charla y tomando un té aromático virtual (que sepáis que el té es parte indispensable de nuestro ritual creativo laboral).

CONVERSACIÓN CON KATRINA RODRIGUEZ EN TORNO A LA CREATIVIDAD EN EL ÁMBITO DE LOS RECURSOS HUMANOS

curiosidad rana

 

Tana:

Katrina, leemos y estamos cansados de escuchar que lo más importante de las empresas es el “capital humano”, o lo que es lo mismo: las personas. Y también sabemos que las personas no cambian de empleo, de lo que cambian es de jefe. Tal vez la monotonía, el aburrimiento, el estancamiento en la manera poco creativa de hacer las cosas tenga mucho que ver en ello. Y con frecuencia me pregunto si los directores de Recursos Humanos y los jefes en general están preparados para saber gestionar adecuadamente la creatividad de las personas a su cargo.

En paralelo, he observado que en los últimos tiempos una palabra, un verbo, ha ido escalando posiciones hasta situarse en la cima de las palabras más utilizadas en el ámbito de los negocios y del desarrollo profesional: REINVENTARSE.

Dime, ¿se prepara en las escuelas de negocios a los líderes para que tengan en cuenta la creatividad de sus equipos y para reinventarse? Quiero que me hables de algo absolutamente esencial en el trabajo, algo que es extremadamente frágil: la confianza. ¿Qué lugar ocupa la confianza en el desarrollo de la creatividad en un equipo de trabajo?

Katrina:

Desde el punto de vista teórico, podríamos decir que ¡sí! Que las escuelas de negocios nos  preparan para tener en cuenta la creatividad de los equipos.

Ahora, sí que es verdad que la realidad supera la ficción. Una vez que estás sumergido en el ámbito laboral, rodeado de presiones, retos, miradas, muchas veces olvidamos las teorías y nos encontramos en la situación de tener que “apagar fuegos”. Ante ello, los directivos suelen olvidar una de las palabras clave que abren la puerta a la creatividad de sus equipos: “LA CONFIANZA”. Confiar en las personas de tu equipo, dejarles un espacio para que decidan, aporten valor, den sus ideas y sientan que sus opiniones están siendo consideradas. Delegar es unas de las claves para fomentar la creatividad y generar motivación en los equipos.

Tana:

¿Qué relación guarda la “confianza” con la “libertad”?

Katrina:

¿La libertad de pensamiento? ¿La libertad de acción? ¿La libertad de expresar emociones?

Son todos conceptos asociados a la confianza. Una confianza valorada por doble vía. Por un lado, el líder debe generar un contexto apropiado para que el grupo sienta esa confianza, esa libertad de expresión. De lo contrario, no se atreverían a aportar su visión.

Y, por otro lado, la confianza que tiene que sentir el líder en delegar al grupo libertad de actuación. Este punto suele ser uno de los más difíciles de abordar ya que soltar el control de la situación sabiendo que la responsabilidad sigue siendo tuya, requiere de una seguridad y autoconfianza por parte del líder que se desarrolla con la experiencia y la actitud personal.

La clave para que funcione la libertad de expresión es que estén muy bien definidos los objetivos y reglas de juego, así como los roles y responsabilidades de cada uno.

ruedas

Tana:

Escuchamos que la creatividad va de la mano de la innovación, que la primera es el motor de la segunda. Y como decía Einstein, en unas palabras suyas ya míticas: “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo“. Entonces, si es tan evidente, ¿qué es lo que hace que las organizaciones y los equipos permanezcan estancados en hacer siempre las cosas de la misma manera, escudándose simplemente en la frase “es que siempre se ha hecho así”? ¿No será que detrás de esa falta de fomento de la creatividad se esconde el miedo al cambio? ¿Estamos preparados todos, directivos y equipos, para el cambio? ¿Estamos abiertos a trabajar de modo más creativo, más colaborativo? ¿Qué papel juega la colaboración?

einstein frase

Katrina:

Sí que estamos preparados para trabajar de modo más creativo, Quizás nos esté faltando una estrategia, un plan de actuación para llevarlo a cabo.

La única forma de poder obtener resultados diferentes, como bien decía Einstein, es haciendo/pensando/diciendo cosas diferentes. Pero aquí muchos podrían decir: “OK, ¿y cómo lo hago?”

Entonces, voy a sugerirte las claves, bajo mi punto de vista y experiencia en liderazgo de grupos para lograr resultados diferentes:

1. Diagnóstico. Reflexionar, cuestionarte. ¿Quiénes somos, hacia dónde vamos y hacia dónde queremos ir? La primera clave es preguntarnos si lo que estamos recibiendo es lo que queremos recibir. Y esta clave la podemos trasponer a cualquier ámbito de la vida. ¿Estoy contento/a con los resultados que estoy obteniendo? ¿Es esto lo que quería conseguir? ¿Es este el camino que quiero seguir haciendo? ¿Cuál es el escenario actual? ¿Quiénes nos acompañan? Qué valores están presentes en nuestros equipos?

2. Plan de acción. Una vez que tenemos el diagnóstico, como un médico, vamos a poder dar la receta apropiada para prevenir o sanar alguna de las posibles enfermedades de la empresa, equipos, profesionales. Para ello vamos a tener que definir un plan de acción. Un plan que tenga en cuenta el objetivo a largo, medio y corto plazo y todas las acciones que nos van a facilitar el logro. Para hacer un plan efectivo, es imprescindible definir acciones del plano mental, físico, emocional y transpersonal.

Algunos ejemplos de acciones:

Plano mental: afirmaciones que conviertan los miedos en motivaciones: “Confío en mi potencial y agradezco la oportunidad de manifestarlo”

Plano emocional: para sentirme alegre, antes de ir a una reunión miro un video que me conecta con la alegría y las ganas de triunfar.

Plano físico: antes de contestar lo que pienso, hago una respiración profunda.

Plano transpersonal: estoy consciente de la percepción que recibo del grupo cuando estoy explicando el proyecto y analizo las señales que se van manifestando en el entorno.

3. Seguimiento de compromisos hasta convertirlos en hábitos. La única forma efectiva de que el plan funcione, es que la constancia, repetición, disciplina genere un hábito. Un hábito mental primero, para que luego pueda convertirse en un hábito de conductas. Primer paso: repetir al menos 21 veces seguidas durante 21 días el nuevo comportamiento junto a una afirmación (pensamiento).

equipo manos

La colaboración. Si hablamos de liderazgo colaborativo, estamos ante la presencia de un equipo de trabajo. Y para que exista un equipo, primero es necesario crear grupos. Y para crear grupos, es imprescindible la comunicación, la interacción, la COLABORACIÓN.

Por lo tanto, un líder efectivo tendría muy claro el objetivo a seguir, lo comunicaría al grupo, adjudicaría roles y dejaría que otros roles se asuman de forma natural por el mismo grupo. Plantearía el “¿qué hay que hacer?” y daría libertad para que el grupo decida el “¿cómo?” Y que entre todos logren el resultado esperado. Un verdadero equipo es aquel que al sumar las aportaciones de cada participante alcanza un resultado por encima de lo que alcanzaría cada uno de forma individual. Aunque un integrante aporte un 10% y el resto un 90%.

Tana:

Dime tres conceptos clave que en tu opinión deben incorporar los líderes en el modo de dirigir a sus equipos. Tres conceptos que les sirvan para reinventarse como líderes.

Katrina:

1. Trabajar en su desarrollo personal. Clave para ser un líder. Siendo líder de ti mismo podrás liderar con éxito tu entorno.

2. Aprender técnicas y herramientas que agudicen su percepción energética para potenciar la visión proactiva de las emociones y situaciones conflictivas.

3. Ver en el grupo un espejo de sí mismo. Preguntarse y reflexionar qué está aprendiendo de ellos.

Tana:

Ahora, dime tres conceptos clave que en tu opinión deben incorporar los equipos en el modo de llevar a cabo sus funciones. Tres conceptos que les sirvan para reinventarse como trabajadores.

Katrina:

1. Descubrir tu don, tu talento personal.

¿Cuál es el problema de la mayoría de las personas? Que no sabe qué es lo que le gusta, en qué es excelente. Entonces, al estar trabajando en un área, lugar, función que no es del 100% de agrado, la motivación, la creatividad no sale. Y esto es muy serio e importante. Lo primero que deberíamos hacer todos es preguntarnos: ¿En qué soy bueno/a? ¿Cuando era pequeño, qué decía que iba a ser? Cuando estudiaba, ¿cuál era la asignatura preferida? ¿Haciendo qué, desaparece el mundo de alrededor?. Si no tuviese que trabajar por dinero, qué estaría haciendo?

2. Hacer un DAFO personal. Un análisis de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades en función de la situación actual y del talento personal.

Replantearse el trabajo, la profesión actual. Reflexionar si eso que estamos haciendo está alineado con el talento personal. Preguntarnos: ¿Cómo estamos hoy? ¿Qué necesitamos para expandir ese talento? ¿Quiénes me apoyan o dificultan esta expansión?

3. “Cambiar el chip”. Dejar de criticar, juzgar, justificarse y empezar a disfrutar y aprovechar al máximo lo que puedo “exprimir” de cada trabajo, persona, situación que experimente en la vida.

Tana:

Para finalizar, formula un deseo alcanzable.

Katrina:

Voy a compartir con vosotros la misión de uno de los proyectos que estoy moviendo ahora mismo:

El deseo es recuperar la curiosidad por el saber que subyace en cada experiencia de la vida cotidiana. La curiosidad por el saber es la motivación por aprender. La inquietud, el motor que te mueve, las ganas de investigar, experimentar.

¿Y cómo lo podemos lograr? Actuando, desempeñando un rol, viviendo una experiencia estamos frente a una oportunidad maravillosa: preguntarnos el para qué estamos viviendo/haciendo/sintiendo eso. Y al preguntarnos, generamos un movimiento en nuestra conciencia corporal, emocional, mental y transpersonal que trae como consecuencia un saber. Y al reflexionar sobre ese saber, estamos aprendiendo, ampliando nuestro mapa conceptual y vivencial de la realidad, estamos EVOLUCIONANDO.

Tana:

¿Sabes? Me quedo con curiosidad…


Creatividad resurrectiva: el renacimiento del género epistolar en la semana de la creatividad (3 de 7)

PIRUETA CREATIVA, por Irina Mishina y Tana Sanz

Tana Sanz:

¿Inventar palabras?…

¿Cómo? ¿Qué es lo que necesito para inventar palabras, así, sin más?

jugar

Las palabras nacen de una necesidad, y siguen vivas mientras las usamos. Pero el reto de jugar a inventar palabras propone algo diferente, es una invitación a crear nuevos vocablos porque sí, sin una razón concreta, solo por mero gusto, por divertimento. Por eso, si es algo para lo que tenemos absoluta libertad y se supone que es algo divertido, un juego, entonces ¿por qué cuesta tanto arrancar e inventar palabras nuevas, así, de la nada, porque sí?

Tal vez todo se resume en que tenemos el músculo de la imaginación en baja forma, poco entrenado. Y es que para inventar palabras, como cualquier otra cosa, necesitamos tirar de nuestra imaginación, y soltarnos.

¿Qué papel juega la imaginación en nuestra vida? ¿Qué lugar y qué tiempo le dedicamos en nuestro día a día? ¿La utilizamos solo en momentos de máxima necesidad, como un último recurso al que aferrarnos cuando todos los demás no nos dan resultado? ¿Por qué dejamos de ser imaginativos y de atrevernos a soñar a medida que vamos creciendo?

Veamos este vídeo:

Posdata: Mi palabra inventada es “nande”, de pronto he recordado que de chiquita era la palabra que usaba para decir “grande”.

CONTINUARÁ…